Incendios forestales

Los incendios forestales ocurren con más frecuencia durante los meses más calurosos y secos del verano. Como el cambio climático ha empeorado, esperamos más incendios forestales con mayores posibilidades en la región de Puget Sound.

El humo de los incendios forestales causa los mismos daños para la salud que la madera quemada, excepto que es mucho más abundante. El humo contiene muchas partículas pequeñas que pueden ser muy peligrosas para los grupos más sensibles, tales como los niños y los adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con problemas cardíacos y pulmonares como asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o que han sufrido un derrame cerebral.

A pesar de que es difícil de predecir si vamos a tener humo de los incendios forestales este año, usted puede prepararse con antelación.

Prepárese para el humo de los incendios forestales:

  • Haga un plan para su familia con antelación junto a su doctor o profesional médico antes del impacto que pueda tener el humo de los incendios forestales en la calidad de nuestro aire.
  • Cuando se ve y huele a humo en el aire, quizás no sea el mejor momento para realizar actividades al aire libre. Haga uso de su sentido común.
  • Verifique el pronóstico de la calidad del aire con regularidad, ya sea usando el rastreador de actividades en nuestra página de inicio o el monitor de contaminación atmosférica más cercano a usted.

Si no puede mantenerse fresco en casa y es muy sensible al humo, quizá sea mejor que busque refugio en otro lugar. 

  • Quédese con amigos o familiares que no hayan sido afectados por el humo.
  • Busque alivio del humo en un gran edificio comercial con aire acondicionado y buena filtración de aire, como los "recintos de enfriamiento" (más información abajo).

En el hogar:

  • Con el fin de limitar su tiempo afuera, debe surtirse de lo que necesite, tal como comida, medicinas o algún otro producto que necesite para su familia.
  • Usar un filtro de aire en partículas de alta eficiencia (high-efficiency particulate air, HEPA) en su limpiador de aire o en su sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (heating, ventilation and air conditioning, HVAC) lo ayudará a mantener el aire de su casa limpio.
  • También puede hacer un filtro ventilador que ayude a mantener limpio su aire interior. Todo lo que usted necesita es un ventilador, un filtro de calefacción (MERV-13 o uno mejor) una cinta elástica o adhesiva. Instrucciones paso a paso.
  • Escoja una habitación en su casa que se convertirá en la “habitación limpia”. Esta habitación debe tener un par de ventanas o puertas si es posible, o debe estar cerrada con el fin de mantenerla libre de humo. Use un limpiador de aire interior o un ventilador para mantener la habitación mucho más limpia. Encuentre más aquí.
  • Si tiene aire acondicionado, cierre las entradas de aire fresco si es posible, así mantendrá el aire lleno de humo fuera de su casa.

En la comunidad:

  • Conozcan dónde se encuentran los “recintos de enfriamiento” más cercanos. Los recintos refrigerados, como bibliotecas o centros comunitarios, pueden ser un buen lugar para evitar el humo. 

Otras opciones:

  • Las máscaras con la etiqueta “N95” o “N100” pueden ayudarlo a protegerse de la polución del aire, pero no son útiles para todos. Sólo deben usarse como última opción. Por favor, consulte con su médico para verificar si serían apropiadas para usted. Obtenga más información aquí.


¿Dónde puedo registrarme para recibir alertas de incendios forestales o sobre la calidad del aire?

Hay un par de opciones para actualizarse cuando el humo de los incendios forestales impacte la calidad del aire de nuestra región.

Mensajes de alerta:

  • Mensaje WILDFIRE al 313131

Alertas de correo electrónico:


¿Cómo pueden afectar mi salud el humo y las cenizas?

El tamaño de las partículas de polución, llamadas materia particular o PM (particular matter), tienen un gran potencial para causar problemas de salud. Las PM se miden en micrómetros (µm)

Cuando se produce un incendio, puede haber muchas partículas diferentes en el aire. Las PM grandes, como la ceniza (una PM con un diámetro más grande que 10µm), es fácil de ver y puede causar preocupación, pero nuestro cuerpo tiene defensas naturales para evitar que estas partículas grandes entre en nuestros pulmones; aunque pueden ser irritantes para nuestros ojos, nariz y garganta.

Otras partículas de la madera o de los incendios forestales son mucho más pequeñas (PM con un diámetro de 2.5µm o menos de 2.5µm, como el 3% del diámetro de un cabello humano) y pueden ser más peligrosas para nuestra salud. El ojo no puede ver estas pequeñas partículas y las podemos inhalar hasta lo más profundo de nuestros pulmones. Estas son las partículas que pueden causar graves problemas a nuestra salud, como problemas cardíacos o respiratorios.